Inquietud en los empresarios por destino de recursos del ITT
07
Octubre
2013

Noticia CEE1

 

Tras la declaración de interés nacional de la explotación de los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT), representantes de los sectores empresariales y productivos de Quito, Guayaquil y Cuenca coinciden en que los recursos deben enfocarse en el cambio de la matriz productiva y el desarrollo del país. Sin embargo, no todos están de acuerdo con que se haya escogido el camino de la explotación.

El Régimen optó por el plan B en el ITT, luego de no alcanzar una recaudación de USD 3 600 millones a escala internacional como corresponsabilidad por dejar el crudo bajo tierra.

Según las proyecciones oficiales, de los 920 millones de barriles de reservas petroleras del ITT, se espera tener una renta de USD 18 000 millones a valor presente en los próximos 23 años.

El director del Comité Empresarial Ecuatoriano, Roberto Aspiazu, destacó que la explotación del ITT se volvió una necesidad para el país debido a tres factores. En primer lugar, porque de no llevarse a cabo, la producción petrolera caería a partir del 2015. En segundo lugar, porque el Estado requiere de los recursos debido al incremento en el gasto público.

Y finalmente por el fracaso en las recaudaciones para dejar el crudo bajo tierra debido a una constante relación hostil del Gobierno con las potencias occidentales.

Aspiazu señaló estar de acuerdo con que los recursos no vayan a gasto corriente y que se priorice el desarrollo de la Amazonía. Advirtió que el modelo de explotación debe ser ejemplar además a nivel de estándares ambientales.

Para Eduardo Peña, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), la explotación del Yasuní debió ser resuelta en una consulta popular.

No obstante, luego de que la Asamblea votó para que se cumpla con ello, señala que las expectativas del sector empresarial están centradas en el cumplimiento del cambio de la matriz productiva.

Aunque aclaró que no comparte la decisión de la explotación por los posibles impactos ecológicos, dijo que espera que se usen los recursos para lograr el cambio de la matriz productiva, que se viene anunciando hace varios años por el Gobierno. “No hemos visto muchos beneficios en esta área”.

Al ser consultado sobre si en caso de cumplirse con mejoras en el ámbito industrial-productivo se justifica la explotación del ITT, Peña respondió que es alto el riesgo de impactos en un rico ecosistema como el Yasuní.

El presidente de la Cámara de la Agricultura de la Zona 1, Víctor López, dijo apoyar la decisión de aprovechar los recursos petroleros, pero insistió que se deben enfocar los recursos en eliminar la pobreza con una política clara a favor de la producción agrícola país.

Añadió que debe implementarse tecnología de punta en el sector agrícola para que el país se posicione como el primer productor del mundo en cuanto a banano, flores, cacao fino de aroma, papaya y brócoli, entre otros productos.

Una de las medidas urgentes debería ser construir sistemas adecuados de riego y de mitigación de las inundaciones en el campo, añadió López.

Señaló además que las políticas deben delinearse a partir del diálogo y los requerimientos de los sectores productivos.

Para la presidenta de la Cámara de Industrias de Cuenca, Carola Ríos, es necesaria la extracción del petróleo y la minería.

Sin embargo, destacó que la prioridad debería ser encontrar mayores reservas e implementar mejores técnicas de extracción en lugar de intervenir primero en zonas de alta biodiversidad.

Como ejemplo puso la extracción de gas en el Golfo de Guayaquil. Al respecto, señaló que allí se deberían certificar mayores reservas y mejorar la extracción de gas.

Respecto a las inversiones del ITT, dijo que deben enfocarse en el mejoramiento de la educación, el talento humano y la oferta exportable de bienes del país como resultado del cambio de la matriz productiva.

El presidente de la Federación de Industrias Metalmecánicas (Fedimetal), Raúl Medinzábal, señaló que los recursos del ITT deben estar enfocados en la industrialización del país y crear nuevas fuentes de trabajo.

Añadió en que en ese sentido es importante levantar la Refinería del Pacífico, pero no solo para que produzca combustibles sino también plásticos y polímeros.

Finalmente, dijo que se debe poner énfasis en la desagregación tecnológica a favor de las compañías nacionales para que participen activamente con bienes con valor agregado en las grandes obras de infraestructura.

Los primeros barriles del ITT se esperan extraer en el 2015, según proyecciones de Petroamazonas.

  • 700 View
  • Comentarios cerrados