Nuevo etiquetado afectaría a las marcas, señala Cámara de Industrias
22
Noviembre
2013

Diario EL UNIVERSO

22 de noviembre 2013

La prohibición del uso de imágenes de personas o animales reales o ficticios en las etiquetas de los alimentos procesados, que se encuentra en el Reglamento Sanitario de Etiquetado de Alimentos Procesados para el Consumo Humano, afectaría el valor de las marcas, según representantes de la Cámara de Industrias de Guayaquil.

Bruno Leone, miembro del directorio de la entidad, explicó ayer que las marcas (conjunto que engloba el nombre del producto, eslogan, colores, figuras representativas, entre otros) tienen un valor y son parte del patrimonio de las empresas.

Luis Alberto Salvador, vicepresidente ejecutivo de la Cámara, mencionó como ejemplo la leche saborizada y cereales. Cree que en esos casos habría que replantear los envases sin animales como los conejos, tigres o tucanes.

Los empresarios coinciden en que cambiar la forma en que se ven los productos significará inversiones en temas como publicidad, pues deben generar recordación de marca.

En una entrevista en Gamatv, el ministro de la Producción, Richard Espinosa, aseguró ayer que el nuevo Registro Sanitario que requerirán las industrias, por el cambio de la etiqueta, “a más de ser muy rápida” su entrega no tendrá costo alguno.

“El costo básicamente (se ha) minimizado al diseño de la nueva etiqueta”, agregó.

Leone mencionó que con la nueva medida se afecta a una industria que aporta alrededor de $ 3 mil millones a la economía nacional, pues agrupa al 40% del sector industrial (alrededor del 12% del Producto Interno Bruto).

Refirió que la inclusión de etiquetas con barras de colores que indiquen si la concentración de azúcar, sal o grasas es alta, media o baja se parece a una iniciativa presentada en Inglaterra por una consultora privada, pero que, en ese caso, los rótulos tenían el objetivo de promover las ventas al exponer características saludables.

La titular de la cartera de Salud, Carina Vance, quien también participó en la entrevista del referido canal, indicó que para el Ministerio que dirige es importante velar para que la población pueda tomar decisiones informadas acerca de cómo la alimentación puede afectar su salud.

La funcionaria explicó que la idea es que cuando el consumidor adquiera algún alimento procesado “sepa el contenido, si es que es alto, medio o bajo en tres componentes nutricionales: grasas, azúcar y sodio”.

 

Datos: Regulación
Productos

En los empaques de artículos como azúcar, sal o grasas de origen animal se debe incluir la frase “Por su salud disminuya el consumo de este producto”, según la nueva normativa presentada por el Ministerio de Salud Pública del Ecuador.

 

Comentarios cerrados